Live the power of industrial transformation

19 y 20 de octubre de 2022
IFEMA, Madrid

Part of

On the sofa with… Ramón López, Director General del Grupo ASE

Ramón López – Director General del Grupo ASE

MM – ¿Cómo estáis viviendo la situación actual de crisis energética?

Ramón López – Terriblemente mal. Nuestra parte fuerte del negocio está concentrada en el sector industrial y los sobrecostes que tiene en energía eléctrica el sector industrial, en muchos casos, están obligando a parar las fábricas.

MM – ¿Cuál es la recomendación básica que hacéis a vuestros clientes?

R. López – Yo creo que en este momento lo único que toca es paciencia. Tener un tipo de contratación en el mercado spot, a corto plazo, y esperar a que pueda pasar la tensión de inflación que hay, debido especialmente al precio del gas. Pero el problema de fondo no es encontrar un mecanismo que construya adecuadamente el precio de la electricidad. El problema es de competencia, ya que los mercados de futuro no tienen liquidez, precisamente porque hay tres compañías dominantes que al cerrarse contratos entre sus propias generaciones y los comercializadores de su propia empresa no acuden a los mercados de futuro, de tal manera que estos no tienen liquidez y quien quiere protegerse en los contratos de compra-venta de los mercados de futuro no lo podría hacer. Así que hasta que no baje el mercado spot estaremos en una situación similar.

MM – Teniendo en cuenta que la demanda de los países asiáticos es creciente, ¿cuál puede ser la evolución del sector?

R. López – Nuestra valoración del asunto es que, en general, a los sectores de las materias primas, minería, energía y luego sobre todo de lo que sería industria básica que se encarga de abastecer al resto de industria, les han pillado con stocks muy bajos. Y claro, activar la oferta de la noche a la mañana es sencillamente imposible. Tenemos la impresión de que la oferta se va a ir adecuando poco a poco a la demanda a lo largo del primer semestre del año que viene. Y no creo que las tensiones inflacionistas sean superiores a las que ha habido ahora, debido sobre todo a China, Corea del Sur y Japón. Creemos que va a ir al revés, que la oferta va a ir creciendo y los precios se van a ir rebajando a lo largo del primer semestre.

MM – Sin embargo, la energía eólica ha disminuido su producción estos últimos meses. ¿Las energías renovables van a poder de alguna forma sustituir a las energías tradicionales a medio plazo?

R. López – Sin duda, claro que las van a sustituir lo que pasa, que el problema, tal y como está organizado el mercado, el precio está marcado por lo que se denomina los precios privote, que son las tecnologías que cierran el precio en la parte de arriba. En la medida en que baje el gas a nivel internacional y en la medida en que a nivel europeo vayan bajando los precios en los mercados de emisiones de CO2, el gas se irá relajando y asistiremos a unos precios en el mercado español que creemos que en el medio largo plazo van a ser los más baratos de toda la Unión Europea. Alguna vez lo hemos dicho, España está en condiciones de ser la Arabia Saudita de la Unión Europea a nivel eléctrico, sin ninguna duda.

MM – ¿En qué período de tiempo podría suceder esto?

R. López – El Plan Nacional Integrado de Energía de Clima prevé un incremento de la generación renovable en el entorno de 3000 megavatios por año. Calculo que en tres años nuestras previsiones probablemente se puedan cumplir. Además, nos respaldamos en la evolución de los precios de los mercados de futuro. El año 22 es carísimo, pero solo el primer trimestre. El año 23 es bastante más caro, el 24 cae prácticamente en picado el 25, 26 27 los precios, caen drásticamente.

MM – Yendo a un plano más terrenal, ¿Cómo definiría el trabajo de un asesor energético?

R. López – Es una parte del trabajo que tiene que hacer un agregador. Entre las distintas actividades que tiene que hacer el agregador está la consultoría o asesoría energética. Es acompañar a los a los consumidores o clientes de energía a lo largo del tiempo para que la gestionen adecuadamente. La gestión de la energía probablemente empieza desde los diferentes modelos de compra o contratación para el sector público hasta toda la gestión que hay que hacer luego con esa energía e incluso la integración de energía de carácter distribuido que puede hacer el consumidor.

MM – En el día a día, ¿cuál es el aspecto más complejo de tu trabajo?

R. López – La regulación eléctrica española, el tránsito desde las normas que nos damos a nivel europeo, la transición que se tiene que hacer de esa norma a la legislación española. Yo creo que es lo más, lo más complicado. Y ahora estamos en una encrucijada. Hay unas normas europeas, se denominan paquete de invierno. Son cuatro reglamentos y cuatro directivas y la transposición de las directivas a la legislación española es complicada y que además necesita de un gobierno valiente para trasponer la directiva con todas sus consecuencias y aceptar un cambio de modelo del sector eléctrico del actual que tenemos ahora, donde uno produce y todos los demás consumimos a otro donde la generación eléctrica debe ser distribuida y las redes eléctricas van a dejar de ser monopolios naturales como son ahora, para hacer redes eléctricas compartidas entre consumidores que tienen generación propia con autoconsumo de pequeños generadores. Eso se llama desde hace más de una década micro redes. Eso está escrito por la Unión Europea y hay que trasladarlo a la legislación española.

MM – ¿Podrías definir en pocas palabras qué es “Sirus”?

R. López – “Sirus” es un espacio virtual donde nosotros a nuestros clientes les trasladamos todo tipo de información de tipo técnica y económica, de forma horaria por el suministro completo de electricidad, de tal manera que cualquier industria, tanto en la cabecera de la instalación donde está el contador de la luz, para decirlo así, como dentro de la propia empresa, hora por hora es capaz de determinar con exactitud matemática con precisión la energía consumida, el importe en euros de esa energía, cuáles son las emisiones de CO2 que esa máquina o esa línea de fabricación está emitiendo de forma real y la energía en unidades de energía primaria se añadirán o toneladas equivalentes de petróleo mega julios a la entrada del Sistema Eléctrico Nacional. Es un modelo de estudio de la eficiencia energética para la industria para que sean más eficientes, intenten hacer entre comillas lo mismo, reduciendo su consumo y como consecuencia, el impacto económico del suministro de energía.

Share this article

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin