Industria 4.0 y planificación de la fabricación: invertir en software para ser más eficientes

    El grado de digitalización en España es muy inferior al de la media de países industrializados. Con una red de tejido industrial formado en su mayoría por pequeñas empresas, muchas compañías en nuestro país temen dar el paso a realizar una inversión en software, especialmente en un mundo en el que el mantra de invertir en maquinaria es la mejor medida para dar respuesta a la falta de capacidad.

    Ante esta situación no hay que olvidar sin embargo que estas caras adquisiciones no ofrecen en absoluto una solución al problema raíz. Una máquina nunca puede estar parada, pero en casos extremos encontramos incluso que el nivel de ocupación de estos recursos, dato a veces incluso desconocido, no llega ni al 25% de su disponibilidad. Y todo radica en una planificación de la producción deficiente en gran medida debido a la falta de herramientas adecuadas.

    La experiencia muestra que la facturación anual de las compañías que apuestan por la digitalización crece cerca de un 3%, y que los costes disminuyen un 4%. Entonces, ¿a qué se debe esta baja inversión en nuestro país?

    La resistencia al cambio es el factor predominante a la hora de frenarse una inversión en Industria 4.0. Muchas empresas no se aventuran a realizar un cambio profundo en la forma de planificar y controlar su producción sin antes asegurar que su competencia directa lo hizo con éxito. Esto implica, a fin de cuentas, ir siempre un paso por detrás.

    Los costes asociados a la puesta en marcha de un proyecto de digitalización son el segundo factor. Sin embargo, la digitalización de una planta de 50 empleados es mucho menos costosa que la adquisición de un centro de mecanizado moderno.

    Como tercer punto importante, la oferta adaptada al mercado es escasa. Y es que la falta de digitalización es abrumadora cuando nos centramos en fabricantes de series cortas o producción unitaria compleja. Por lo general, la planificación -realizada, como máximo, a una semana vista- es poco realista e ineficiente, pues las replanificaciones por aparición de imprevistos son constantes y, sobre todo, costosas en tiempo. Todo ello, unido a la complejidad de la gama de productos ofertada, hace difícil encontrar un software de digitalización y planificación que aporte valor en estos casos.

    El software Tebis ProLeiS es un Sistema de Ejecución de la Manufactura (MES por sus siglas en inglés), que proporciona un medio de digitalización para esta industria, la gran olvidada por los grandes suministradores de software de fabricación.

    Tebis ProLeiS digitaliza la planta y ofrece herramientas para la planificación de elementos complejos: registra información de planta, asigna tareas y hace seguimiento. Es posible importar listas de materiales, obtener la localización de componentes en taller o incluso intercambiar información con otros softwares existentes.

    Conectado en todo momento con el taller, Tebis ProLeiS ofrece una planificación eficaz y capaz de cumplir con las expectativas que estos fabricantes demandan, equilibrando el uso de los recursos, mejorando la eficiencia y reduciendo costes.

    Y es que no es posible ser competitivo hoy utilizando las soluciones de ayer. Ya lo decía Henry Ford: “si hubiera preguntado a la gente qué querían, me habrían dicho que un caballo más rápido”.

     

    Ir arriba