El Grupo FUCHS se convierte en fabricante neutro en emisiones de CO2 a nivel global

Las 58 filiales de FUCHS son desde inicios de 2020 neutras en CO2 , teniendo en cuenta el consumo de energía en los procesos de producción, administración e
investigación, así como las emisiones relacionadas con energía de los pasos previos de la cadena de producción (viajes de negocios, estancias hoteleras y
traslados diarios de los empleados). También se consideran la generación de desechos y las aguas residuales de la compañía.

Desde el 1 de enero de 2020 el Grupo FUCHS se compromete con el medioambiente compensando y mejorando sus emisiones de CO2, a través de la inversión en proyectos de protección del clima y promoción de energías renovables. Esta nueva estrategia de neutralidad se engloba dentro del plan de desarrollo sostenible
que FUCHS aprobó en 2010 y con el que se ha logrado reducir alrededor del 30% de emisiones de CO2 específicas en consumo de energía por tonelada de lubricante. Se
trata de un plan de desarrollo acreditado, aprobado y controlado de acuerdo con las normas de certificación y los 17 objetivos de desarrollo sostenible reconocidos
internacionalmente por las Naciones Unidas. La validación de los resultados de esta estrategia es verificada además por organismos independientes como TÜV.
Stefan Fuchs, presidente del Consejo Ejecutivo del grupo empresarial ha declarado lo siguiente al respecto: “Estamos tomando la responsabilidad de la protección del clima global (…) haciendo una importante contribución al logro de objetivos pactados en el acuerdo de protección climática que la ONU ratificó en París 2015”. Asimismo, también señaló que “al seleccionar los proyectos, nuestra atención se centra en propósitos de protección del clima que apoyan el desarrollo económico, ecológico y social en regiones con filiales de FUCHS. De esta manera cumplimos con la responsabilidad social corporativa de la compañía (…) y con el objetivo de limitar el calentamiento global por debajo de dos grados centígrados en comparación con los niveles preindustriales». “Los proyectos de compensación de CO2 de la compañía sirven para apoyar, y no para reemplazar, los esfuerzos que ya están en curso para reducir a nivel mundial las emisiones evitables de CO2” añadió Apu Gosalia, director de Sostenibilidad y Vicepresidente Global de Inteligencia. El grupo FUCHS busca reducir gradualmente sus pagos de compensación de carbono y aumentar su  participación en los suministros de energías renovables a medio plazo, sin dejar de invertir en la mejora de la eficiencia energética de sus sedes.
A largo plazo, la empresa también pretende vender productos neutrales en carbono a sus clientes, lo que requiere que en el futuro FUCHS reciba de sus proveedores materias primas neutras en carbono o con escaso carbono. Para ello ejercerá su influencia en el resto de la cadena de valor, con el fin de que sus proveedores utilicen productos más sostenibles e innovadores.

FUCHS, además, se ha unido a la «Alianza para el Desarrollo y Clima» del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania, como promotor
oficial. Los miembros de esta alianza, que combina protección climática y desarrollo sostenible, luchan por la neutralidad climática evitando, reduciendo y compensando las emisiones de CO2.

Compartir noticia o artículo

Share on email
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on skype
Ir arriba